Cositas que no le gustan a tu peludo

Cositas que no le gustan a tu peludo

Nuestro perro nos es fiel y nunca nos abandonaría. Y ese vínculo que ha establecido contigo es para toda vuestra vida en común. Aún así, hay cosas que no le gustan nada y que debes tener en cuenta para una relación totalmente satisfactoria por ambas partes. Algunas de ellas, como verás, serán inevitables, así que mejor hacerlas bien, ayudándonos de profesionales caninos que saben cómo hacer que esas fastidiosas cosillas sean lo menos estresantes para el perrete.

Hoy te contamos algunas de las que no le gustan a nuestro Bicho y seguramente, al común de todos los perretes:

Nada de soplarles en la cara y orejas.

¡Odio total! No les gusta para nada, piensa que ellos necesitan mantener su nariz húmeda y el soplido, tanto en ésta como en el interior de las orejitas resecan. Otra cosita relacionada con las orejas: no les gusta que les metamos los dedos ya que se van a sobresaltar seguro.

Achucharlos. Lo justo.

Aunque lo hacemos mucho y es el modo de mostrarles todo nuestro cariño, no debemos abusar, pues con estas acciones mimosas también les estamos limitando el movimiento y si somos demasiado pesados, se van a mostrar incómodos.

No jugar con sus mofletes.

No les gusta nada, en especial si les tocamos los bigotes ya que estamos fomentando que pierdan capacidad sensorial.

La correa. 

Aunque va a ser inevitable, sobre todo cuando salimos de paseo, ellos prefieren la libertad de movimientos y poder olfatear y explorar cuánto quieran. Importante será que busquemos una buena correa para los paseos y que le resulte lo más cómoda posible.

El corte de uñas.

No les resulta nada cómodo, debido a la sensibilidad de sus extremidades, sobre todo cuando son cachorros. Así que mejor que se lo hagan en la pelu canina, por su higiene y su salud. Y además, saben cómo hacerlo y que dure lo menos posible.

No le toques la planta de la pata. 

La parte blanda de la pata es la que entra en contacto con el suelo, lo odian porque les hace cosquillas y es una parte muy importante de su cuerpo. Es un comportamiento que se debe evitar.

La hora del baño.

Hay casos y casos. A Bicho, como lo hemos acostumbrado tanto en casa como en la playa cercana a eso de los bañitos, le encanta. Pero a otros no, sobre todo si hay jabón de por medio. Pero para su bienestar es una acción que se debe realizar. ¡Recuerda premiarle después del baño!

La casa sucia. 

Al ser muy sensibles a los olores, los perretes detectan rápidamente cuando una casa está limpia y cuando no. Se deben evitar olores muy fuertes y limitar el uso de ambientadores.

Tocar su comida. 

En este aspecto también se parecen a los seres humanos porque no les gusta nada que les toquen la comida. Tampoco prometas comida que luego no les vas a dar.

Que salgas de casa sin él. 

Es complicado también para nosotros, pero las obligaciones nos marcan el día a día y no nos queda más remedio. El mismo sentimiento de no verlo lo tendrán ellos. Cuando vuelvas, dale a tu maravilloso peludo todo tu cariño.

¿A alguien le ha quedado alguna duda…? A nosotros, ninguna, así que acabamos esta entrada de hoy y nos vamos ¡a la pelu con nuestro Bicho! Hoy le toca manicura y baño completito.

Ya sabes, ¡arrumacos perrunos y mil amores guauguau para tu familia canina y hasta prontito. ¡Muacs y lametazo perruno!

Add Comment

Centro de preferencias de privacidad

    Necessary

    Advertising

    Analytics

    Other