El cuidado de tu Yorkshire Terrier

El cuidado de tu Yorkshire Terrier

Esta pequeña raza de origen inglés, se caracteriza por su inteligencia, fuerte personalidad y un pelaje ¡divino!

Al contrario de lo que muchos podrían opinar, no es un perro faldero. Es más, puede llegar a desarrollar comportamientos muy territoriales frente a otros peludos, aún siendo de mayor tamaño que él.

A pesar de entrar dentro de la categoría de perro de compañía, goza de un temperamento inquieto y muy activo, así que, durante su primer año, va a necesitar canalizar sus energías a través de los juegos y paseos diarios.

El proceso de aprendizaje y socialización del yorki no requiere de excesivo esfuerzo, aunque debes ser consciente de que precisan una serie de cuidados y rutinas de higiene a los que es conveniente acostumbrarlos desde cachorrín.

Pero si una cosa destaca sobre otras razas es su maravilloso pelaje.Fino y sedoso, suele ser una combinación de color negro, fuego y azul acero oscuro, los convierte en unos perretes adorables. Eso sí, para que luzca en todo su explendor, va a necesitar de ciertos cuidados que pasamos a enumerar.

Cepillado

Deberás peinar su pelo a diario para evitar que se produzcan enredos. En tiendas especializadas para mascotas, encontrarás múltiples opciones para llevar a cabo la tarea del cepillado.

Baño

Fundamental para mantener a tu perro Yorkshire libre de suciedades que acumule durante los paseos. Lo más recomendable es realizarla dos veces al mes. Al principio, tu peludín se mostrará inquieto ante la novedad que supone esta rutina: agua, jabón, ruido del secador, etc. pero en poco tiempo, verás cómo se acostumbra y hasta le gusta.

Uñas

El yorki acostumbra a tener las uñas largas, debido a que no existe el desgaste que se produce mediante el juego en otras razas de perro de mayor tamaño. También debes dedicar tiempo a la tarea de corte de uñas, puesto que el contacto de sus uñas con tu cuerpo puede lastimarte.

Lo mejor, es que acudas a su veterinario para que te enseñe cómo realizar el corte de uñas o llevarlo a una peluquería canina donde saben muy bien qué hacer y evitarán cualquier lesión o daño.

Peluquería

Los Yorkshire Terrier son propensos a que el pelo del flequillo les crezca hasta el punto de causarles molestias en los ojos, o dificultar su visión. Para evitarlo, puedes optar por retirarle el pelo con la ayuda de algún accesorio tipo gomita del pelo.

Limpieza de dientes

Los perros de razas pequeñas son los más expuestos a la presencia de bacterias en sus encías por acumulación de placa. Su pequeña boquita también facilita que sus dientes pasen gran parte del tiempo encajados en un patrón de espiga que hace que las bacterias se acumulen más y le puedan ocasionar enfermedades dentales.

Para prevenirlo, es aconsejable que, a partir del 7º mes de vida, lleves a cabo una limpieza de dientes diaria con la ayuda de un cepillo y pasta dentífrica para perros.

A partir del primer año, puedes suministrarle un snack dental diario elaborado con ingredientes naturales, que promueva el masticado e incentive el “cepillado” físico de la superficie de sus dientes.

Así, además de prevenir, conseguirás que tu perro se sienta premiado y ¡disfrute a lo grande!

Por último, ten en cuenta que el Yorkshire Terrier es un compañero ideal para pisos o apartamentos pequeños, que se adaptará fácilmente a tu entorno y a tu ritmo de vida, con el que no te costará desplazarte a ningún lugar.

¿A alguien le ha quedado alguna duda…? A nosotros, ninguna, así que acabamos esta entrada de hoy y nos vamos ¡a correr un ratito por la montaña con nuestro Bicho!

Ya sabes, ¡arrumacos perrunos y mil amores guauguau para tu familia canina y hasta prontito. ¡Muacs y lametazo perruno!